Artículo: Escritura de la otra orilla

Alfaguara Infantil Uruguay tiene una colección que reúne autores uruguayos y se caracteriza por buenos y jugados textos, ilustraciones divinas y un producto final excelente. Algunos títulos de la colección (si es que es una colección ya que no lleva un nombre propio de modo visible) son: Un poema invisible y otros que se pueden ver de Roy Berocay, La hora del chocolate de Magdalena Helguera, 21 poemas raritos de Fernando González y, en el mismo libro, Mirá vos de Fabio Guerra.
Si bien no es novedosa la inclusión de dos libros en uno, tal vez si lo sea en esta editorial. 21 poemas raritos está ilustrados por Sebastián Santana y responde muy bien a su título. Incluye caligramas, poemas a secas, poemas sin sentido, poemas con recetas, poemas con diálogos, poemas en diálogo con la poesía tradicional y con personajes populares. Y muy a tono con la moda de estos días, uno sobre Alicia:

En el reverso, o el anverso ¿quién puede saberlo?, está Mirá vos. También se trata de poesía, en este caso acompañada de ilustraciones de Alfredo Sordeguit para mirar con muchísima atención.
La hora del chocolate, ilustrado por Juan Manuel Díaz, es un libro-golosina. En la contratapa se incluye el valor nutricional (suspenso, emoción, risas, líos, despistes, dedos chupados, salud, ecología y periodismo), se nos garantiza que es un “Producto uruguayo” y se mencionan los ingredientes:
“Chocolate con leche. Abuela que compra, come y reparte. Chocolate relleno. Gente grande y chica que se contagia las ganas. Bombones. Noticias de prensa. Chocolate derretido. Investigación policíaca. Chocolate blanco. Relojes. Chocolate para taza. Maestra medio amarga y otras bastante dulces. Chocolate con maní. Niñas y niños de Cuarto año en problemas. Chocolate aireado. Plan para solucionar el problema con ayuda de sexto. Chocolate con pasas. Mensajes secretos. Chocolate crocante. Tazas de té. Barras, cuadraditos, pedazos, migas.”
Pero el juego no termina acá. Además del relato tradicional la historia incluye otros discursos como noticias de televisión, noticias periodísticas, afiches y mensajes en “papelitos” entre niños en hora de clase. Y si esto parece poco, la policía cree que la abuela protagonista vende droga.
Hay dos cosas que comparten estos libros más allá de la calidad del texto y las ilustraciones. Por un lado, todos los títulos de la colección que pude leer y observar contienen algo innovador que los separa de la generalidad y es capaz de atraer a lectores (exigentes) en busca de cosas nuevas. Y, por otro lado, todos evidencian un trabajo editorial pretencioso y cuidado hasta en el más mínimo detalle. Mis felicitaciones a la editora.
Pero hay algo realmente lamentable: no se consiguen en Argentina. ¡Qué ancho es el río!

Anuncios

2 comentarios

  1. Querida Pilar:
    Felicitaciones por tu blog!
    Una exquisitez en todo sentido.
    ¡Qué lindo que hayas empezado con canciones de cuna!
    Es de buen augurio arrullar los comienzos y tratándose de las Canciones de Silvia Schujer, ni te cuento!
    Beso grande
    Patricia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s