Reseña: El jardín de Babaï

  • Título: El jardín de Babaï
  • Autor e ilustrador: Mandana Sadat
  • Traductor: Esther Rubio
  • Editorial: Kókinos
  • ISBN: 978-84-88342-97-3
  • Tipo de texto: libro álbum
  • Primera edición: 2005
¡Un jardín! ¡Un exuberante jardín!
De un lado me llegaba el perfume de las flores, de otro lado escuchaba el rugido de un león, y detrás de mí oí una vocecita:
«Bienvenido a mi jardín», dijo el medallón que había a mis pies, «soy Babaï, el corderito».”
 

Babaï en persa significa “corderito”. Y en esta historia Babaï es un corderito que vive en las desiertas montañas de Irán y que quiere tener un frondoso jardín para no aburrirse. Para cumplir su deseo, busca una parcela de tierra soleada cerca de un manantial y siembra semillas. De las semillas saldrán los brotes, de los brotes las plantas, de las plantas los frutos, y por los frutos llegarán los animales, los pequeños y los grandes. En el centro de su obra, un gran tapiz, dormirá tranquilo Babaï.

Esta historia se refleja y se refuerza en las imágenes, que van de lo simple a lo complejo para mostrar al final de la historia el tapiz (que además es un mandala) en el que duerme el protagonista. Pero esta es solo una de las historias del libro, la que descubrimos si leemos en español (en francés en el original) y de izquierda a derecha.

En la página de enfrente a la que contiene el texto en español hay otro en persa. No se trata del mismo relato en dos lenguas, si no de dos historias. El texto en persa se lee desde lo que para nosotros sería la última página hacia lo que sería el comienzo. Gracias a que en la última página (desde nuestra lectura) está la traducción del persa al español, podemos conocer otra historia. En esta un narrador en primera persona cuenta cómo un día se detuvo a tomar el té sobre una inmensa alfombra que encontró  en las montañas desiertas de Irán y cómo así conoció a Babaï, quien le contó cómo había construido ese mundo. Con las mismas imágenes, es posible deleitarse con una historia “inversa”. Y para los que leen persa, en la primera página “occidental” está la traducción del español a esta lengua.

Las ilustraciones, que parecen verdaderas alfombras persas, son una obra de arte que llevan al lector al mundo de las alfombras mágicas. La idea de poder leer dos historias, en dos lenguas y con dos sistemas de escritura tan diversos conducen al mundo de “las escrituras” y sus orígenes, y a la diversidad cultural. El jardín de Babaï es un libro que despierta la curiosidad, atrapa por lo no convencional, invita a la reflexión y deleita por la belleza de sus imágenes y la calma que transmiten sus palabras. Un libro que desborda originalidad e interculturalidad.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s