Artículo: Revalorización del lenguaje poético en la narrativa argentina para niños y jóvenes – Parte I

El artículo, de mi autoría, titulado “Revalorización del lenguaje poético en la narrativa argentina para niños y jóvenes” fue publicado en la revista Cultura LIJ nº 7,  en julio/agosto de 2010. A continuación se reproduce la primera parte.

Así como cada hombre trae su fisonomía, cada inspiración trae su lenguaje.

 José Martí

¿¡Leer poesía sin leer un poema!? ¿Es que los escritores argentinos no aprendieron bien la lección y confunden las características de cada género? No, todo lo contrario. Ellos saben muy bien cómo hacer arte con palabras. Aquí veremos que es posible hallar en la literatura infantil y juvenil argentina actual una poética en  la que la palabra -ajena a las exigencias del mercado- asume plenamente su valor connotativo y se ve enriquecida por recursos privativos del género lírico.

La propuesta es analizar, a través de pequeños ejemplos, el trabajo poético que autores relevantes de la LIJ argentina realizan en su prosa.

Las Tierras Fértiles, donde la épica fantástica se vuelve poesía

 La saga de los Confines de Liliana Bodoc colocó a la literatura argentina en el cuadro de la épica fantástica. Se trata de una obra que excede el encasillamiento de la literatura juvenil. La saga, compuesta por Los días del venado[1], Los días de la sombra[2] y Los días del fuego[3], despliega un lenguaje poético inusual en el género. Esto puede observarse en los recursos retóricos más empleados: comparaciones, metáforas, imágenes sensoriales, personificaciones. Y también en otros menos frecuentes en la narrativa, la mayoría de las veces acompañados de repeticiones. Veamos algunos ejemplos:

En los Confines, las Criaturas afrontaban lluvias y vientos con mañas casi tan antiguas como el viento y la lluvia. (En Los días del venado).

Además de la repetición de los sustantivos “lluvia(s)” y “viento(s)”, es posible observar un quiasmo en la inversión de estas palabras. Otras veces la repetición es de verbos:

Era como verse ellos mismos prendiendo fuego a sus maizales. Era herir sus propias caras. Los corazones no rebotaban por miedo. Por dolor era. (En Los días de la Sombra).

Aquí, además, en la última oración se produce un hipérbaton al alterarse el orden tradicional de la frase. En otras oportunidades la repetición se presenta junto a una metonimia:

Su rostro ondulaba cercano a la luz de una lámpara de aceite. Su rostro, la luz y un espejo. En el espejo, de nuevo la luz del aceite, de nuevo su rostro. (En Los días del fuego).

La presencia de la persona está anunciada por una de sus partes, el rostro. Por otro lado,  el modo de construir el discurso recuerda la imagen de las cajas chinas o las muñecas rusas, una figura dentro de otra, generando así un estilo original.

Una vez más un ejemplo de repetición, pero aquí es interesante observar como la escritura juega con el espacio en blanco:

En el Tiempo Mágico, que no está ni arriba ni abajo, se preserva el verdadero rostro de las cosas creadas.

No hay música en el Tiempo Mágico, sino el símbolo de la música. No hay agua ni fuego, están sus símbolos.

¿Y si hubiese árbol, pez y estrella? Sería lo mismo.

¿Y si estuviese Zabralkán? Sería lo mismo.

¿Y cuál es el símbolo de Zabralkán? Su verdadero rostro.

Y dime, ¿qué ocurre cada cincuenta y dos años solares? Cada cincuenta y dos años solares se renueva el ciclo, y la Puerta se abre.

¿Y para qué dices tú que la Puerta se abre? Para que la Creación se reencuentre con sus huesos y renazca. (En Los días del fuego).

Esta disposición gráfica nos permite pensar en la anáfora  e incluso en el paralelismo, ambas características son frecuentes en los textos en verso.

En el discurso poético la repetición produce ritmo. De ahí que podamos pensar esta figura retórica como generadora de una música particular en la narrativa de Bodoc. Si bien es cierto que los recursos mencionados son propios de la literatura ya sea en verso o en prosa, llama la atención la riqueza de los mismos así como también el modo en que en el relato la poesía lo envuelve todo; cuando se habla de guerras y odio, cuando se trata del amor y los deseos de paz. Los nombres elegidos para lugares y personajes, las magnificas descripciones y el relato de los hechos evidencian un cuidado extremo en la elección de las palabras; sin duda, dan cuenta de una exploración del lenguaje en busca del mejor sonido y la mayor carga significante. El resultado es un texto en el que la musicalidad, elemento esencial en la lírica, convierte a la novela en una especie de sinfonía que el lector, a través de la lectura, escucha (¿o interpreta?) perdiendo la noción del lugar y el tiempo, inmerso en ese otro universo tan lejano y tan nuestro a la vez.

Leer Parte II

Leer Parte III

Recuadro de recursos poéticos

Anáfora: repetición de una palabra al comienzo de dos o más versos.

Hipérbaton: alteración del orden tradicional de la oración.

Metonimia: sustitución de un término por otro, fundándose en relaciones de causalidad, procedencia o sucesión.

Paralelismo: recurrencia simétrica de palabras, estructuras sintácticas y rítmicas o contenidos conceptuales a lo largo de un texto.

Personificación: atribución de cualidades o comportamientos humanos a seres inanimados o abstractos.

Quiasmo: entrecruzamiento de miembros equivalentes o contiguos en los que dos o más términos sucesivos invierten el orden de aparición.

Repetición: reiteración de un mismo vocablo o de palabras que pertenecen a la misma familia.


[1] Bodoc, Liliana. Los días del venado, Buenos Aires, Norma, 2000.

[2] Bodoc, Liliana. Los días de la sombra, Buenos Aires, Norma, 2002.

[3] Bodoc, Liliana. Los días del fuego, Buenos Aires, Norma, 2004.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s