Artículo: Revalorización del lenguaje poético en la narrativa argentina para niños y jóvenes – Parte III

“Revalorización del lenguaje poético en la narrativa argentina para niños y jóvenes” es un artículo de mi autoría publicado originalmente en la revista Cultura LIJ nº 7,  en julio/agosto de 2010. A continuación se reproduce la tercera y última parte.

Palabras que corren como agua y se levantan como montañas

Azul la cordillera[1] y Mientras duermen las piedras[2], ambos de María Cristina Ramos, hablan ya desde el título de un estado poético, ese “estar en poesía” del que habla y que defiende Laura Devetach, quien además señala: “es importante que quien trabaja con el lenguaje “escuche” los sentidos y deje aflorar las palabras más cercanas por arbitrarias que parezcan. Ayudarse y ayudar a salir de los estereotipos que la aparente diversidad de la sociedad de consumo nos impone”[3]

Sin duda, María Cristina Ramos tiene claro lo que es el trabajo con el lenguaje. Lo demuestra a través del empleo continúo de los recursos retóricos. Los más frecuentes son las metáforas y las comparaciones, veamos algunos ejemplos:

Con ojos todavía dormidos bajé hasta el río para lavarme y después me peiné, escuchando las palabras del agua en las piedras. (En Mientras duermen las piedras)

(…) el sauce era como un cielo verde para comer sombra (En Mientras duermen las piedras)

El mate circula como sostenido por las palabras que van y vienen. (“El brasero”, en Azul la cordillera)

Me fui dando cuenta de que soñar es como caminar entre voces que flotan y pasos que resuenan. (En Mientras duermen las piedras)

Pero también otros menos usuales en la narrativa, por ejemplo:

Si se quedan sobre la piel de Adolfo, escuchen la voz de río con que golpea su corazón. Desde las solapas, se ve el vuelo de las hojas del cuento que les cuenta la maestra. Desde el balcón del bolsillo se oye el murmullo de las semillas que trae Adolfo para ayudarse a contar. (“Adolfo”, en Azul la cordillera)

Por un lado, la repetición de la palabra “contar” apelando a la pluralidad de significados enriquece el texto. Por otro, la aliteración provocada por la reiteración del sonido de la doble “l” acentúa la musicalidad y evoca el sonido del susurro que es, justamente, lo que están haciendo las semillas.

En estos textos pareciera que el límite entre poesía y narrativa por momentos desaparece. Y afloran las imágenes que sólo un poeta puede erigir. El tiempo transcurre lentamente, no hay apuro en contar porque aquí el cómo es parte esencial de lo que se cuenta.

Lejos de una novela clásica, Mientras duermen las piedras es el resultado de la buena elección y empleo de palabras que fluyen, como el agua del río, y cuentan a su paso la vida cotidiana. Un relato que pareciera no tener explícito un conflicto narrativo pero que sí habla de penas y pesares que, al igual que las piedras dormidas en el fondo del río, están aun  cuando no se las percibe. Y de acuerdo con el prisma con el que se las mire, serán buenas o malas.

Por su parte, en Azul la cordillera el lenguaje busca recrear el habla del lugar. Los relatos conforman una polifonía de voces de diversas edades y saberes. Cada personaje por medio de palabras simples y oraciones breves (tal vez en consonancia con el clima -austero y despojado, rico y cálido al mismo tiempo- de la escuela rural anclada en la cordillera) se cuenta a sí mismo a través de la poesía.

Algunas conclusiones

Podemos pensar que estos textos -realistas, épicos, fantásticos o maravillosos- tienen reminiscencias de los relatos orales y del saber de la tierra. Que se trata de relatos que apuestan a lectores cooperativos ya que esta manera de concebir el texto literario es acompañada por una idea particular de lector modelo (Eco, 1979), capaz de decodificar y aprehender los recursos que se presentan en el texto. También podemos pensar que son relatos formados con la belleza de las palabras, sabiamente elegidas, en todo su esplendor y significante. Y sobre todo, que esas palabras fueron sabiamente enhebradas. Es justo, entonces, valorar a estos autores como orfebres o artesanos de palabras.

Para seguir leyendo obras de estos autores que despliegan lenguaje poético

Bodoc, Liliana. Sucedió en colores, Buenos Aires, 2004, Norma. Col. Torre de Papel.

Bodoc, Liliana. Reyes y pájaros, Buenos Aires, 2007, Norma. Col. Torre de Papel.

Bodoc, Liliana. El mapa imposible, Buenos Aires, 2008, Alfaguara. Col. Serie Roja.

Bodoc, Liliana. Cuando San Pedro viajó en tren, Buenos Aires, 2008, SM, Col. El barco de vapor.

Andruetto, María Teresa. El árbol de lilas, Córdoba, Comunicarte,     Col.

Andruetto, María Teresa. Stefano, Buenos Aires, Sudamericana Joven, 1997.

Ramos, María Cristina. Del amor nacen los ríos, Buenos Aires, Sudamericana, 1998, Col. Cuentamérica.


[1] Ramos, María Cristina. Azul la cordillera, Buenos Aires, Norma, 2006, Col. Torre de Papel.

[2] Ramos, María Cristina. Mientras duermen las piedras, Buenos Aires, Edelvives, 2009, Col. Alandar.

[3] Devetach, Laura. La construcción del camino lector, Córdoba, Comunicarte, 2008, Col. Pedagogía y didáctica, p. 52.

Anuncios

7 comentarios

  1. […] Mientras duermen las piedras de María Cristina Ramos. Buenos Aires, Edelvives, 2009. Una novela narrada por una niña que vive con su mamá y sus hermanos a orillas de un río. En esas orillas transcurre la vida, la buena elección y el empleo de palabras que fluyen, como el agua del río, cuentan a su paso la vida cotidiana. Un relato que pareciera no tener explícito un conflicto narrativo pero que habla de penas y pesares que, al igual que las piedras dormidas en el fondo de ese río, están aun cuando no se las percibe. Y de acuerdo con el prisma con el que se las mire, serán buenas o malas. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s