Reseña: Una lluviosa mañana de domingo

Tapa de

  • Título: Una lluviosa mañana de domingo
  • Autora: Sooni Kim
  • Ilustradora: Mia Sim
  • Traductora: Kim Mi Kyung
  • Editorial: AH Pípala
  • ISBN: 978-987-1556-42-7
  • Tipo de texto: cuento
  • Primera edición: 2010
Afuera está lloviendo
Garúa suavemente, sin sonido.
Hoy es domingo y son apenas las siete de la mañana.
¿Estará lloviendo en todos los rincones del mundo?.

Una niña se despierta temprano una mañana de domingo. Llueve. Mira por la ventana e imagina. ¿Estarán cayendo copos de nieven en algún lugar? ¿Ahí también será domingo? ¿Será un día hermoso en otro sitio? ¿O habrá una espesa bruma? ¿Dónde estará amaneciendo con el canto del gallo y dónde anochece y las campanillas cierran sus capullos? ¿Qué hace la gente en este momento en otros lugares? ¿Quiénes están corriendo y jugando? ¿Quiénes “están viajando por el universo de los sueños?” ¿Qué está sucediendo en otros lugares? Asomada a la ventana, la niña se pregunta y se responde, pintando con palabras imágenes bellas y poéticas.

Un libro donde no pasa nada y pasa todo, todo lo que aflora en la cabeza de esta niña que contempla la lluvia y se llena de preguntas y suposiciones sobre el tiempo, el espacio, la relatividad. Un relato atravesado por una mirada infantil e ingenua, que se detiene en los juegos, en los animales, en las flores; pero que nada tiene de ignorante, sabe por ejemplo que no en todos lados es la misma ahora: “Incluso puede que no haya llegada el hoy y que todavía estén en el ayer”. Esta mirada infantil no solo se construye desde el texto. Las imágenes tienen mucho de trazos infantiles en el estilo y, sobre todo, en las figuras elegidas. Las acuarelas de Mia Sim parecen estar veladas de grises y azules, como si las estuviéramos viendo a través de una cortina de lluvia. Palabra e imagen invitan al lector a contemplar desde esa ventana despaciosamente, sin apuro, como transcurre una mañana de domingo, sobre todo si es lluviosa.

Un libro de edición muy cuidada, con hojas de buen calibre y agradables al tacto, en el que ya las guardas grises nos hablan de lluvia y de introspección. Un libro lleno de preguntas propias de los niños, interrogantes que los adultos solemos olvidar. Un libro sobre la inmensidad del mundo, sobre la pequeñez de ser pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s