Reseña: Figurichos

  • figurichosTítulo: Una investigación poético-gráfica elaborada por el aventurero Sebacio Cavallana.
  • Escritor: Horacio Cavallo
  • Ilustrador y diseñador: Pantana (Sebastián Santana)
  • Editorial: Banda Oriental
  • Colección: ¡A volar! Los libros de la mochila
  • ISBN: 978-9974-1-0869-1
  • Primera edición: 2014

Gusaneja

La comadreja pasaba

la tarde tocando el piano.

Su cabeza de gusano

hacia los lados ladeaba.

Tanto tocó que sudaba

cada dedo de su pata,

y descubrió que una rata

sobre el piano la seguía,

cantando con alegría

la canción del abrelatas.

Gapatirrallo                                     gapatirrallo                                                             

Las dos patas son de pato,

la aleta de tiburón.

Tiene cola de ratón

y la cabeza del gato.

Vive dentro de un zapato,

luce el plumaje de un gallo.

Las crines son del caballo.

Deja mucho al que lo vea.

Como un pavo, pavonea,

y enceguece como un rayo.

Este libro es, como señala su desopilante introducción, una compilación de “bicharracos extraños” descubiertos a lo largo y ancho del mundo por Sebacio Cavallana; quien además de descubrir y describir estas raras especies, debió ilustrar cada uno de ellas en una figurita por no poseer fotos en buena calidad. Este explorador además describió cada bicho raro en décimas espinelas.Podemos decir entonces que es una mezcla entre diario de viajes (de exploradores de otro tiempo) y bestiario.

Aunque también podemos decir que Figurichos, cuyo nombre no es otra cosa que una combinación de las palabras figuritas y bichos, contiene tarjetas de animales surgidos de la creativa mezcla entre dos animales existentes. O bien podríamos decir de la imaginación y el humor absurdo (o fantástico, en toda la polisemia de la palabra) de Horacio Cavallo y Sebastián Santana. El primero se ocupa de la descripción a través de las palabras, para lo cual empleó décimas (estrofas de diez versos), con una rima consonante que presenta la estructura abbaaccddc. Mientras que Pantana nos brinda la fisonomía de cada uno por medio de un trazo y una paleta que nos recuerda a la de los antiguos exploradores, quienes no contaban con la fotografía como prueba de los descubrimientos realizados y debían incluir en el grupo a dibujantes especializados. Este trabajo justamente es el que llevó a cabo Edward Lear, quien además creó y desarrolló una poética del absurdo siempre acompañada de sus propios y divertidos dibujos. ¿Es en este sentido Figurichos un tributo al gran creador del limerick y el nonsense?  

Sin duda, se trata de una compendio creativo que provoca a seguir imaginando bichos raros. Y es así exactamente como termina el libro, puesto que tras las palabras de cierre de Sebacio Cavallana (que no es sino la combinación de los nombres de los autores) que incluyen cómo armar nuevos figurichos, el libro ofrece tarjetas con contextos en los cuales ubicar nuevos animalejos, y para ellos trae dos páginas recortables con partes de animales. Se trata entonces de una “investigación poético-gráfica” que lo ha pensado todo. Y lo han pensado muy bien.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola, Pilar! La verdad que fue un día de Navidad muy especial…me regalaron un libro de Gianni Rodari que quería hace tiempo y solo por leer las primeras páginas entre a buscar e investigar cosas. Entre ellas, llegué a tu blog y a todo lo que compartís. Me encantó! Te sigo por acá. Saludos!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s