Artículo: Pippi Calzaslargas o el triunfo del desenfado

El 20 de febrero pasado, Pippi Calzaslargas cumplió 70 años. ¿Cómo es este personaje que tanto ha dado que hablar y tan poco se conoce en Latinoamérica? ¿Por qué la LIJ actual le debe tanto? ¿Quién fue Astrid Lindgren, su autora, que ha trascendido tanto como su creación?

AstridLibreriaAstrid Lindgren nació el 14 de noviembre de 1907 en Vimmerby, provincia de Småland, Suecia. Por entonces tenía el nombre de Astrid Anna Emilia Ericsson. Tuvo una infancia feliz, de la que ella misma ha dicho: “tuvimos dos cosas que hicieron que nuestra infancia haya sido como fue: el sentimiento de seguridad y la libertad […] Claro que nos educaron con el temor de Dios, como se acostumbraba criar a los niños en esa época”.

Pero esa infancia feliz llegó a su fin abruptamente cuando quedó embarazada a los 18 años, no quiso casarse con el padre del niño y por eso debió dejar el hogar familiar y trasladarse sola a Estocolmo. Transcurría por ese entonces el año 1926, Astrid estudió una carrera y empezó a trabajar de oficinista, y al nacer su hijo Lars se vio obligada a encomendar su crianza a otras personas puesto que no existían ni las guarderías ni las niñeras. Sin duda, Astrid vivió en una sociedad que pensaba a la mujer en la casa y al cuidado de los niños, situación que cambiará luego de la segunda guerra mundial; y que no admitía de ningún modo una familia monoparental a cargo de una mujer.

Cuatro años más tarde, a los 23 años, Astrid se casó con Stud Lindgren, de quien tomó el apellido con el que sería conocida mundialmente. Durante este matrimonio, Astrid tuvo a su hija Karin en 1934, nada más ni nada menos que la creadora, musa y primera destinataria de la famosa Pippi.

Cierta vez, cuando Karin tenía siete años y se encontraba enferma de neumonía le pidió a su madre que le contara las aventuras de Pippi Långstrum, un personaje inventado por la niña. Entonces Astrid comenzó a contar la historia de una jovencita pelirroja que vivía la vida al máximo y disfrutaba bailando, cocinando galletitas y jugando. Este personaje fue protagonista de muchas aventuras que, noche tras noche y día tras día, la madre contaba oralmente a sus hijos. Tres años después, en 1944, Astrid se vio inmovilizada por la fractura de un tobillo y decidió aprovechar ese tiempo para volcar en papel las aventuras de Pippi. La historia se transformó en un libro casero que la madre le regaló a Karin en su décimo cumpleaños.

Poco después, Lindgren preparó un manuscrito y lo envió a la editorial Bonnier, que lo rechazó por las características de la protagonista así como también por la “atrevida” defensa de métodos antiautoritarios. Luego Astrid lo presentó a Rabén & Sjögren que lo publicó y permitió la entrada de Pippi en la escena de la literatura infantil de Suecia, ingreso que por supuesto no fue nada silencioso. Por ese entonces el país se encontraba inmerso en una gran discusión sobre los métodos pedagógicos y es de esperar que la escritora no estuviera a favor de las prácticas educativas autoritarias del momento.

pippi suecaAsí fue como en 1945 Pippi Långstrum se convirtió en libro, el primero de los que cuentan las aventuras de esta niña que vive sola (excepto por la compañía de un caballo y un mono) y que es capaz de enfrentarse a ladrones o niños patoteros, puesto que cuenta con una fuerza descomunal. Pippi tiene tanto de divertida como de descarada. Tal vez no sea casual que Pippi en sueco signifique, en la lengua de los niños, pajarito; porque esta niña, al igual que las aves, quiere volar (de hecho lo intenta siempre tiene algo para, ha viajado por los mares de todo el mundo y es completamente libre.

Sin duda, este libro propone una nueva forma de mirar la infancia; presenta una subversión explícita: una niña que vive sin la tutela de los adultos, hace lo que quiere, no teme enfrentarse a nadie (ni a autoridades gubernamentales ni a ladrones, y mucho menos a pandillas de niños prepotentes). Asimismo, posee una mirada crítica de la sociedad y la educación de los niños (en la escuela y en la casa) puesto que presenta un cuestionamiento a los métodos educativos que buscan convertir a los niños en modelos de bondad y obediencia. Además, la protagonista es una niña activa e independiente, inusual para la época. Y, por si todo esto fuera poco, las aventuras transcurren en un mundo más real que fantástico, pero lleno de elementos extraordinarios que aportan un humor desmedido y nuevo, por ese entonces, en los libros para niños. Todo esto hizo que apenas publicado, hubiera personas que opinaran que la jovencita era demasiado rebelde y mal educada, y por lo tanto no fuera lectura recomendada para las niñas del momento; así como también hubo personas que pensaron que esta niña y su libro llegaban como un viento renovador al mundo de la narrativa infantil. A este enfrentamiento de opiniones adultas se suma la voz de los niños: se pusieron de su parte de manera inmediata y sin dudarlo.

Pippi por Vang NymanEl éxito rotundo de este libro llevó a la autora a escribir dos libros más sobre las aventuras de Pippi (Pippi se embarca, publicado en 1946, y Pippi en los mares del sur, publicado en 1948) y a su dedicación exclusiva a la escritura para niños y jóvenes. Algunos de sus otros títulos son: Mío, mi Mío (1954); Miguel el travieso (1963, una trilogía basada en la infancia de su padre, Samuel August, y que relata las peripecias de su vida en el campo); Ronja, la hija del bandolero (1981); Madita (1983, primera edición en español); Los hermanos corazón de león (1986, primera edición en español).

Pippi Långstrum fue publicado en español con el título de Pippi Mediaslargas en 1959 por la editorial Juventud, con ilustraciones de Richard  Kennedy, y años después vio la luz bajo el título Pippi Calzaslargas. Pero en América Latina Pippi nunca fue un personaje muy conocido y su obra ha sido siempre más un mito que un hecho real y visible. Aunque la serie realizada en 1969 (protagonizada por Inger Nillson en el papel de Pippi y en la que la propia Lindgren estuvo a cargo del guion; en la red circulan hoy varios capítulos), se proyectaba en televisión en los años ochenta en varios países latinoamericanos, el libro (del que solo se consigue la edición española de Juventud) ha tenido poca circulación. Algo que, una vez leído, probablemente nunca dejemos de lamentarnos.

En los años setenta, el movimiento feminista rescató las historias de Pippi como modelo. Pero así como tuvo mucha aceptación también tuvo sus censuras, para muestra alcanza un botón: señala la autora que cuando en 1962 la editorial francesa Hachette quiso publicarlo “lo censuró tan duramente que convirtieron a Pippi en una niña buena, incapaz de hacer ninguna travesura. Eliminaron por ejemplo la escena en que Pippi pone toda la cara dentro de un pastel y tampoco aceptaron que Pippi fuera una niña tan fuerte capaz de levantar un caballo, pues los niños franceses eran tan realistas que nunca lo creerían. Entonces me propusieron que en lugar de un caballo levantara un pony. Yo les dije que accedería a su propuesta si me enviaban una fotografía con una niña francesa levantando un pony”.

CasitaA pesar de que la obra de Lindgren sembró opiniones encontradas, fue muy premiada en su época, algo que no siembre sucede. En 1958 recibió el Premio Hans Christian Andersen por el conjunto de su obra. En 1973 obtuvo el Doctorado Honoris Causa concedido por la Universidad de Linköping (Suecia) y en 1978 se lo otorgó la Universidad de Leicester (Inglaterra). Ese mismo año obtuvo el Premio de la Paz de los Libreros Alemanes. En 1989 también le concedió el Doctorado Honoris Causa la Universidad de Varsovia (Polonia). En 1994 la Right Livelyhood Award Foundation (Fundación para una Vida Armónica) le entregó el Premio “Nobel Alternativo” por su defensa de los derechos de los niños y su compromiso por “la justicia, la no violencia y la comprensión de las minorías”. Se trata de una distinción que se entrega todos los años, un día antes de la concesión de los Premios Nobel, “a quienes ofrecen respuestas prácticas a los urgentes desafíos de la vida actual”.

Si bien Suecia cuenta con otros grandes autores, Lindgren ha sido considerada siempre “la autora sueca”. A lo largo de su vida publicó alrededor de 100 libros, que superaron los cien millones de ejemplares vendidos en todo el mundo y fueron traducidos a más 80 lenguas. Astrid lindgren murió en 2002 mientras dormía en su vivienda de Estocolmo, pero sus ideales siguen presentes. En su memoria se ha creado el Premio en Memoria de Astrid Lindgren (ALMA, Astrid Lidgren Memorial Award), un reconocimiento que desde el año 2003 entrega el gobierno de Suecia a un promotor de la lectura (pueden ser personas o instituciones), un ilustrador o un escritor de literatura infantil y juvenil por el conjunto de su obra. Hasta el momento los ganadores han sido: Maurice Sendak y Christine Nöstlinger (2003), Lygia Bojunga Nunes (2004), Ryôji Arai y Philip Pullman (2005), Khaterine Paterson (2006), El Banco del Libro de Venezuela (2007), Sonya Hartnett (2008), Tamer Institute for Community Education de Palestina (2009), Kitty Crowther (2010), Shaun Tan (2011), Guus Kuijer (2012), Isol (2013), Barbro Lindgren (2014). Este premio otorga al ganador cinco millones de coronas suecas y busca reconocer a instituciones y autores que se dedican a fomentar la lectura en el espíritu de Astrid Lindgren.

No tengo ninguna intención, ni con Pippi Långstrump, ni con ningún otro libro. Escribo para entretener a la niña que fui y que sigo siendo. Espero que también los demás niños se diviertan conmigo. No sé cómo debe ser un libro infantil, trato de ser auténtica; auténtica en el sentido artístico, que es lo único que me propongo cuando escribo. No es necesario tener hijos para escribir libros para niños. Basta con haber sido niño y recordar la propia infancia. Astrid Lindgren

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s