Sobre el blog

Hace un tiempo alguien me preguntó por el primer libro que había dejado en mí una huella. Y la memoria me condujo a una feria del libro infantil en la que elegí La torre de cubos de Laura Devetach. Hoy, pasados ya muchos años, entiendo por qué lo escogí y por qué lo guardo como uno de los tesoros más valiosos de mi infancia.

Hoy, cuantiosas y variadas lecturas después, me atrevo a construir una torre de interrogantes y reflexiones. Mi torre también tiene muchos cubos. Algunos se apilan ordenadamente; otros, en cambio, se cruzan al paso sin pedir permiso.

Primer cubo. A veces me preocupa que la vida no me alcance para leer todo lo que quiero. Pero más me preocupa que otros no conozcan esos textos e imágenes que yo ya disfruté.

Segundo cubo. No creo en respuestas generalizadoras a las preguntas: “¿Qué le regalo a Juan que cumple cinco y no le gusta leer?” o “¿Qué le compro a María que le gustan los cuentos maravillosos?”  Pero tal vez sí sea posible sumar cubos de Lecturas para que las elecciones sean más fáciles y placenteras.

Tercer cubo. Soy curiosa. Siempre estoy dispuesta a conocer los mundos que deparan las historias. Y quiero saber qué pasa en las historias de otras partes del mundo. Los cubos de otras latitudes son bienvenidos también.

Cuarto cubo. Pensar en una poética en la que la palabra, ajena a las exigencias del mercado, asume plenamente su valor connotativo puede resultar el cubo difícil. Pero a la vez uno de mis favoritos.

Quinto cubo. Una torre es alta, nos permite ascender, es un lugar desde el cual podemos ver todo. Por eso las  torres me resultan atractivas, como la de Babel. Esa que se construyó para llegar al cielo, la misma que, si el cuento no fuera cuento, deberíamos agradecerle que el mundo tenga tantas lenguas.

En este blog encontrarán cubos de distintos materiales, tamaños, colores y texturas. Pero todos conforman una misma torre: recomendaciones, novedades, definiciones, semblanzas  y reflexiones sobre los libros y la literatura para niños y jóvenes. Un espacio pensado, desarrollado y sostenido para pensar sobre la LIJ y sus creadores.

Anuncios

18 comentarios

  1. Pilar: Después de haber compartido con vos ese curso de Literatura infantil y juvenil en Casa de Letras, atesoro, entre otras cosas, más conocimientos sobre el tema y el haber conocido personas como vos. Y eso me alcanza para decir que sos una apasionada de la literatura infantil y que tenés un gran talento y sentido crítico.
    Te deseo lo mejor en este emprendimiento.

    Me gusta

  2. Ojalá los cubos se apilen hasta el cielo, hasta ese que los niños llegan con su amor , hasta ese que el disfrute llega a partir de la buena lectura , hasta ese que vos vas a alcanzar con esta inmensa pasión y tremendo conocimiento. Gracias por nutrirnos con tus incansables investigaciones . LO MEJOR PARA ESTE HERMOSO PROYECTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

  3. A vos, Pili, y a los que siguen este blog en Bs. As. les paso el dato de un pequeño hallazgo: un hermoso libro de editorial Arupa, escrito por Ángeles Durini e ilustrado por Horacio Gatto, de saldo en Librerías del Libertador (sobre Corrientes). Una ganga.

    Me gusta

  4. Qué buen espacio de encuentro y reencuentros. Que sigas y que siga. Pasamos por Casa de letras y quisiera continuar con algo de todo este maravilloso mundo. Aprovecho para preguntar ¿conocés/n algún buen taller?
    Estela, quizás te acuerdes. Suerte!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s